viernes, 16 de octubre de 2009

No tema, cargue a su bebé

Cargar al bebé, portabebes, metodo canguro, bebes en brazos


Desde siempre hemos sabido que los bebes quieren estar cerquita de su mama. Estar entre los brazos de mama (y claro esta, de papa, abuelos y demás cuidadores) lo calma, refuerza su seguridad y autoestima, y reduce el estrés que le produce la salida del vientre materno. Y por tanto (aun sin teorizar sobre los beneficios) los niños quieren que los carguen. Es una necesidad natural.


Varios psicólogos han hablado sobre sus beneficios, pero mucho mas allá de eso, lo vemos día a día en las calles.

Los bebitos en los carritos, o cochecitos lloran mucho más que los que van en brazos. Y es que el contacto con la piel, los latidos del corazón de mama, las dulces palabras cuando son muy pequeñitos y la conversación fluida cuando ya comienzan a decir sus primeras palabras son elementos muy deseables por el infante.

En brazos están protegidos del estrés que les producen la exposición continua a estímulos (caras desconocidas que se acercan al cochecito, sonidos extraños y desconocidos, aceleraciones y paradas repentinas), porque un niño en brazos puede esconder su carita en el pecho de papa cuando no quiere ver algo o simplemente buscar los ojitos de la abuela para que esta con su mirada le diga si ese extraño sonido es motivo de preocupación o no.

Por otra parte, cuando están cerca a nosotros se siente parte de las conversaciones, y su cerebro se desarrolla mucho mas rápido absorbiendo palabras, nombres, y haciendo relaciones visuales y conceptuales que no pueden hacer desde el cochecito pues no hay quien les proporcione la información necesaria.

Los pequeños son muy sabios, y nos recuerdan continuamente lo que es mejor para ellos así que no se atormente cuando su nene llore en el carrito. Su pequeño no es un tirano, ni quiere controlarla, simplemente la necesita. Recuerde que este inmenso mundo e completamente desconocido y puede ser muy intimidante. El solo la conoce a usted (y a sus cuidadores habituales) así que no esta abusando de su cariño, esta pidiendo lo que necesita, así que cuando su bebe llore cárguelo, mímelo, no lo deje llorando en la cuna o en el carrito, piense que sentiría usted si la encerraran y nadie le hiciera caso, o si la amarraran a una silla y la hicieran ver y oír lo que usted no quiere.

No digo que renuncie al carrito, pero no permita que sea un sitio para mantener tranquilo al bebe, por el contrario, úselo como cualquier otro método alternativo de transporte, no abuse de el, y si su niño llora no se lo piense dos veces, tómelo en brazos…

¿Que le molesta la espalda?, 
¿que no puede soportar el peso?, 
¿que tiene muchas cosas que hacer? 

No se preocupe, ocúpese. 

Busque métodos alternativos, utilice portabebés, y siga con su vida, pero sin hacer a su bebe a un lado.

Únase a nosotras, las que porteamos a nuestros bebes y vea los grandes beneficios de esta milenaria practica.

*** 

Si quieres leer más sobre recien nacidos, crianza, educacion y mucho más... apuntate a mi boletin de noticias y recibe de regalo desde hasta hasta el 2016 mi Guía de estimulacion temprana para bebés basada en el Metodo Doman:
 
Rellene el siguiente formulario para suscribirse.