lunes, 1 de agosto de 2011

Opciones de Parto: LUGAR DEL PARTO.


El embarazo y el parto son dos de las más significativas experiencias para una mujer.


Durante todo el embarazo todo son opciones, y todo el tiempo hay que tomar decisiones, hacer planes, organizar cosas, comprar, plantearse dudas y soluciones,  proyectarse a futuro. 

Todo el mundo da consejos y  relata historias, recomienda y tiene algún comentario (ya sea positivo o negativo con respecto a nuestras ideas o decisiones).


Es un tiempo de renacimiento y alegría.


Pero también es un tiempo de importantes elecciones, por lo que estar bien informado puede asegurarte una experiencia gratificante.


Medico y/o Hospital Privado:

 
Si usted opta por un por ser atendida por un profesional de la salud especifico, ya sea porque busca que el mismo profesional lleve todo el tiempo su embarazo, porque tiene algún problema especifico en su embarazo que le suponga riesgos, o simplemente porque desea tener a su bebé con algún conocido de la familia, esta es la mejor opción para usted.


Es importante de que se asegure de algunos aspectos como son:


-El costo que tendrán los servicios (normalmente pueden ser bastante altos).


-Visite el hospital antes de dar a luz y solicite información a su médico y al hospital donde será atendida de 
los protocolos, políticas y directrices que siguen con respecto ha:


·         TRABAJO DE PARTO (tiempo de espera después de llegada, condiciones del lugar donde seré el trabajo de parto, posibilidad de baños, existencia de pelotas de dilatación, posibilidad de comer y beber agua, etc.),

 ·         INTERVENCIONES DE RUTINA (uso de epidural, fórceps, rasurado, enemas, cesáreas, episiotomías),

·         USO DE CAMARAS Y/O VIDEO,
·         PRECENCIA DEL PADRE EN EL MOMENTO DEL PADRE (ya sea cesárea o no),
·         ATENCION AL RECIEN NACIDO (corte demorado del cordón, o conservación del cordón, ayuda a la madre para la lactancia materna, posibilidad de que el bebé permanezca en todo momento con la madre, etc.)


Hospital Público:


Esta opción es contemplada por las mujeres que no presentan un alto riesgo en sus embarazos, o confían en la salud pública de su localidad.


El embarazo suele llevarse normalmente por matronas en los centros de salud, y ellas son las que atienden todas o casi todas las consultas, recomiendan los análisis, derivan a otros profesionales cuando creen que pueda haber algún problema, ofrecen talleres para las embarazadas y sus parejas, recomiendan grupos de apoyo a la lactancia, etc.


En el momento del parto, este puede ser atendido por la matrona de guardia o por el tocólogo, pero en todo caso puede que usted vea  por primera vez, a la persona que le atiende el parto, exactamente en ese momento (se lo digo por experiencia), y después nunca más la vuelva a ver…


Asegúrese entonces de informarse sobre las políticas del hospital (todos los puntos mencionados anteriormente como son: TRABAJO DE PARTO, INTERVENCIONES DE RUTINA, USO DE CAMARAS Y/O VIDEO, PRECENCIA DEL PADRE EN EL MOMENTO DEL PADRE, ATENCION AL RECIEN NACIDO) donde usted va a dar a luz, porque independientemente del personal que este ese día, usted necesitara saber todo lo referente a los protocolos, para que la única sorpresa en ese momento sea la bella carita de su bebé.


Esté muy clara de lo que quiere, e infórmeselo a la persona que usted elija para que la acompañe, ya sea su esposo, su madre, o una Doula.


Es importante que esta persona sepa cuáles son sus deseos (hable de esto varios meses antes, y exponga todos su miedos, dudas, etc. No espere a ultima hora), pues en el momento del parto usted necesitara alguien que le preste su voz, pero que exprese sus ideas.


Tener a ese alguien conocido, y de su entera confianza a su lado le servirá de sostén y gran ayuda.


Los profesionales de la salud no son sus enemigos, pero recuerde que no la conocen y no saben que usted piensa o quiere. No tome la decisión de dejarlo todo en sus manos (quejarse después de procedimientos que no le gustaron, no solucionara nada), usted y solo usted es responsable de las decisiones que se tomen, así que tómelas (si es posible hágalo con antelación), no delegue (deje que otros hagan valer sus deseos, no permita que decidan por usted).



Casa Natal:


Desde hace unos pocos años, esta opción se ha ido poco a poco retomando como posibilidad a la hora de dar a luz.


Es una posibilidad que ha existido siempre, y que reporta a muchas mujeres la tranquilidad de un entorno cómodo y relajado. Con todo a la mano, sin el estrés de la movilidad hacia otro sitio, ni la intervención de extraños.


Este tipo de partos se recomiendan para embarazos de bajo riesgo y debe tenerse en cuenta  las responsabilidades adicionales que conlleva.


Es importante que las familias que elijan esta opción hayan estudiado con cuidado los posibles riesgos y las posibles soluciones a ellos (como ubicación de maternidad más cercana, accesos, transporte, teléfonos de ambulancias, etc.) así como la posibilidad de contratar a una matrona y/o doula para que las acompañe en el momento del trabajo de parto y parto.


También es importante tener presente que en el caso de este tipo de parto la responsabilidad de todo el papeleo posterior depende por entero de los padres y existen tiempos muy claros para los tramites, por lo que debe serse muy cuidadoso al respecto.


***

¿Cual fue el lugar que escogiste para tu parto, 
hospital privado, público o parto en casa?

¿Cómo fue tu experiencia?

Si tuvieras otro bebé ¿Dónde te gustaría que fuera tu parto?

¿Qué lugar le recomendarías a las mujeres jóvenes de tu entorno?

Ayudemos a otras madres a tomar sus propias decisiones contando nuestras historias.


***

*