miércoles, 26 de febrero de 2014

¿Qué es un TALLER DE LACTANCIA?



Muchas sociedades tradicionales reconocen que las madres necesitamos apoyo. La familia, los amigos, el entorno, en estas sociedades tradicionales o primitivas, ofrecen soporte de alimentación, compañía, atención, así como información y experiencias sobre amamantamiento a las nuevas madres.


El nuevo miembro social se convierte en parte de todos, tomando un lugar privilegiado y siendo su madre considerada de forma especial, como fuente de alimento y tranquilidad emocional del bebé.


Una nueva madre necesita ayuda.


Una nueva madre necesita soporte.


Una nueva madre necesita de otras madres que acompañen, escuchen, enseñen, consuelen…


El caso contrario se ve tristemente reflejado en nuestra sociedad, pues con la llegada del biberón se ha perdido la costumbre de dar de mamar (con lo que empieza la cultura del desapego no solo hacia el bebé, sino tambien hacia la nueva madre) y va siendo cada vez más difícil que las generaciones más viejas aporten consejos prácticos, soluciones, y lo más importante, la confianza que una madre necesita.


Los médicos pocas veces ayudan a establecer una buena lactancia, en tanto su labor es curar enfermedades, y la lactancia no es una enfermedad. 

Por eso cuando pedimos ayuda a este respecto, nos ofrecen consejos sin base y datos contradictorios y muchas veces totalmente erróneos. La razon es que no estamos enfermas y lo que recibimos son simples opiniones.


… y la culpa es nuestra porque estamos pidiendo consejo sobre mecánica, al carnicero. Por tanto, si nos dice algo, nos hablara desde su experiencia, o desde lo que ha escuchado y nada más. Pero no asumimos (ni nos los explica el medico, que es lo que deberia hacer) que esto es así, y damos sus palabras como totalmente ciertas.

Porque, todas las madres somos capaces de amamantar, pero...


Cuando nace el bebé hay instintos madre-hijo, hijo-madre, pero reducir la lactancia materna a solo a eso, es como decir que no es necesaria la trasmisión de hábitos alimenticios saludables.


La lactancia es mucho más que solo instinto.


Cuando una mujer está embarazada, o tiene un bebé pequeño y ha decidido amamantar, puede acercarse a un Taller de Lactancia a recibir información y escuchar experiencias.


Porque un Taller de Lactancia es un grupo de apoyo, madre a madre, donde unas mujeres ayudan a otras a amamantar a sus bebes.


Un Taller de lactancia es un espacio donde las madres que ya han tenido hijos y les han dado pecho,  escuchan y apoyan a las nuevas  madres que están empezando a amamantar, desde su experiencia. Ofreciendo un ambiente de confianza y respeto.


En este contexto, el circulo de apoyo transcurre con conversaciones sobre cómo dar el pecho, como solucionar los problemas que puedan surgir, sobre amamantar sin dolor (porque si hay dolor hay algo que necesita ser solucionado), y cualquier tipo de información y experiencias sobre lactancia.


Un Taller de lactancia no es solo beneficioso para las madres (que reciben ayuda y consejos) y los bebés (que reciben el mejor alimento, el creado por su propia especie), sino que también se benefician las mujeres embarazadas, que obtienen conocimientos que les servirán cuando tenga su propio hijo. 

Los padres y otros miembros de la familia tambien se benefician de un taller de lactancia, porque una madre con apoyo puede hacer frente más fácilmente a los problemas de la maternidad. 

Los centros de salud pueden derivar a las madres a un sitio especifico donde atenderán sus necesidades (que tienen a corto plazo un menor índice de enfermedades de estomago en los bebés y a largo plazo menor índice de obesidad) y por otra parte, la sociedad, porque este servicio es gratuito y procede de asociaciones, por lo que reporta en gran ahorro al estado.


Los Talleres de lactancia son de gran importancia.


En el mundo cada vez son más los que surgen por todas partes, y España no se queda atrás.


Así que si eres una mujer embarazada, o una madre amamantando a su bebé, dirígete a la página de FEDALMA (Federación Española De Asociaciones Pro-Lactancia Materna) y busca tu Taller de lactancia más cercano. Puede que no tengas ningún problema, pero tal vez otras madres necesitan de tus consejos, o simplemente escuchar tus experiencias para relajarse y sentirse apoyadas.


Yo ya estoy aportando mi granito de arena en un Taller de Lactancia, Amamanta, tu también puedes ayudar o ser ayudada.