jueves, 15 de mayo de 2014

10 razones para enseñar matemáticas a tus hijos antes de los 6 años.





… Incluso cuando aun son bebés




1.       Los niños pequeños quieren aprender todo lo que les rodea, y las matemáticas son una parte importante de nuestro mundo. Permíteles aprender.

2.       Los bebés y niños pequeños tienen una capacidad asombrosa para absorber información. Ayúdalos a aprender.


3.       Es más fácil enseñar matemáticas a un niño pequeño. Apóyalo desde el principio.


4.       Las conexiones neurológicas (incluyendo las relacionadas con los lenguajes matemáticos) se desarrollan abundante y rápidamente a temprana edad. Favorece su desarrollo neurológico. 


5.        Si le ofrecemos a los niños desde temprana edad estímulos adecuados y estables, enfocados a las matemáticas (de lo concreto a lo abstracto) y las ligamos al disfrute (si jugamos con las matemáticas) estaremos creando además un vínculo entre este aprendizaje específico y la sensación de disfrute. Crea un vínculo entre las matemáticas y el juego para disfrute de tu hijo.


6.       La capacidad visual de los niños pequeños es mucho mayor que la nuestra. Ellos pueden distinguir entre 99 y 100 puntos de un vistazo, favoreciendo el aprendizaje de las matemáticas. Permítele aprovechar de sus capacidades.


7.       Si estimulamos esta capacidad visual, pueden llegar a conservarla en gran medida, haciendo cualquier otro aprendizaje posterior relacionado con las matemáticas, mucho más sencillo. Contribuye a aumentar sus capacidades de reconocimiento.


8.       Cuando incluimos información valiosa sobre ramas del conocimiento, como es el caso del aprendizaje de las matemáticas, que normalmente no está disponibles para niños pequeños (pero que demandamos que los niños mayores de 6 años aprendan rápidamente) facilitamos su posterior aprendizaje. Apoya a tu hijo en su aprendizaje en la etapa escolar, brindándole desde temprana edad una referencia, para que le resulte fácil y familiar todo lo referente a las matemáticas.


9.       Las matemáticas son unas de las funciones más elevadas del cerebro y serán utilizadas durante toda la vida. Colabora para que tu hijo cree una buena relación con las matemáticas desde temprana edad.


10.   El aprendizaje temprano de las matemáticas tiene un efecto directo sobre el desarrollo físico del cerebro. Propicia de forma directa su inteligencia.

***