viernes, 2 de mayo de 2014

¿Por qué postergar tu felicidad y tu bienestar?



Image courtesy of stockimages / FreeDigitalPhotos.net

Reconozco que es una pregunta muy complicada de responder por una madre (o por cualquiera), porque la mayoría de las veces ni siquiera somos conscientes de esto.


Si tú quisieras podrías tener todo aquello que deseas. Aquello que realmente, desde el fondo de tu corazón deseas.


¿Quieres estar mejor?


¿Quieres tener una vida mejor?


La mayoría de nosotros (por no decir todos) responderíamos SI QUIERO, pero solo de la boca para afuera.


Internamente la mayoría de las madres no estaríamos respondiendo… ni siquiera abríamos escuchado la pregunta.


Y es que dejar de pensar en lo que se está pensando, dejar de hacer lo que se está haciendo, dejar de moverse en esa misma dirección… en la de siempre, en la acostumbrada, requiere una gran fuerza que no todos sabemos que tenemos… pero que está ahí.


Soñar, no es cosa fácil.



                              Porque soñar implica desear,

intentar, fracasar,

intentar, fracasar,

intentar,

cambiar,

quitar,  

mover,

dejar,

creer,

intentar, casi lograr,

intentar, fracasar,

intentar,

transformar,

poner,

seguir creyendo,

 valorar,

querer,

vivir,

sentir,

conseguir…

y volver a soñar.



Querida mamá trabajadora, mamá ama de casa, mamá, cualquiera que sea tu situación, tu momento, tu punto de partida… Soñar requiere de mucho trabajo, pero recuerda “EL TRABAJO TE HARÁ LIBRE”…



ESTE TRABAJO



Cumplir tus sueños, te hará libre,



EMPIEZA YA.



***