jueves, 12 de junio de 2014

Planificar la comida para el próximo curso escolar

Image courtesy of marin / FreeDigitalPhotos.net


Con la llegada del verano, las vacaciones y el buen tiempo, todo se relaja. Mamá está todo el día en casa, papa está todo el día en casa y los niños también.


Hay tiempo de jugar, de pasear y de pasarla bien.


Las comidas y su planificación dejan de ser un problema y todo fluye tranquilamente.


El problema llega cuando otra vez, todos nos incorporamos al nuevo curso, al nuevo año laboral y terminan las vacaciones. Entonces toca planificar en medio del estres... o no, si lo hiciste antes.


Este año no esperes a que eso ocurra, toma la iniciativa y decide por ti y por tu familia, que el próximo año vas a alimentarte y alimentar a los tuyos mucho mejor, decide no sufrir por la cocina y decide hacer esos momentos, un tiempo de disfrute y de aprendizaje.


Por ejemplo:

  
  • Anima a tu hijo a que te acompañe estas vacaciones a hacer las compras en el supermercado. Coméntale de cuánto dinero disponen antes de salir de casa y preparen una lista de lo que necesitan (si la escribe el mucho mejor). Anímalo a que te lea lo que has apuntado en la lista que vaya llevando la cuenta de cuánto dinero queda aun (dependiendo de la edad del niño puedes hacer esto más o menos complicado). No solo estarás refrescando y poniendo en práctica muchos de los conocimientos (lectura, matemáticas, escritura, etc.) que adquirió antes de las vacaciones, sino que además tendrás tiempo para compartir un rato con tu hijo, conversando de cualquier cosa, y disfrutando del tiempo juntos.  

  •  Anima a tu hijo a probar cosas nuevas y saludables, y háblale sobre economía familiar. Aprovecha para sugerirle que pruebe nuevas frutas y verduras y háblale sobre la necesidad de sustituir la mayor parte de las galletas y demás bollerías por productos sanos porque no merecen el dinero que valen. Tomate el tiempo para leer junto a él las características y los aditivos que contienen algunos alimentos, y búsquenlos luego en internet.
  • Crea un menú para 3 o 4 semanas con tus platos favoritos para el próximo curso escolar (yo utilizo varias fuentes para mis recetas, y entre esas este libro "Organiza tus comidas" y me encanta). 

  • Te recomiendo que incluyas muchas recetas en ollas rápidas, y ollas lentas. Decántate por las cosas sanas, pero que necesiten poco de tu tiempo y no olvides escoge 1 o 2 recetas para hacer en la semana que puedas compartir con tus hijos. Les estarás dando la oportunidad de que puedan hacer algo contigo y así vayan aprendiendo (una pizza o unas verduras rebozadas pueden ser una excelente idea para empezar).


  • Si tienes hijos mayores asigna 1 o 2 días a la semana para que ellos hagan la cena, puede ser algo que no necesite cocción como un sándwich  (algo así como los miércoles de sándwich) y hazlo una tradición. El solo hecho de prepararlo ellos por si mismos les dará gran satisfacción y podrás dedicarte a hacer algo mas en ese tiempo… y no solo eso, al enseñar a tu hijo a hacer cosas en la cocina estarás asegurando que si algún día tu hijo se va de camping, por ejemplo, no tenga que esperar por alguien más para comer.


  • Rodéate de electrodomésticos que te faciliten la vida. ¿Cuáles? Yo tengo en casa (y uso muchísimo) una olla de cocción lenta (CrockPot), una olla de cocción rápida, una arrocera, una licuadora, un pica todo, una tostadora, un microondas, y los utilizo a diario. Si no tienes ninguno de estos aparatos te recomiendo que empieces por la olla de cocción lenta. Esta olla puedes ponerla en la noche, o temprano en la mañana y cocina los alimentos a llama muy baja, por lo que no se queman y están listos en una 4 o 5 horas. Aunque parezca lo contrario es una ventaja. Tu pones la comida a hacer a las 8 de la mañana (a la vez que preparas el desayuno) y a las 12 ya esta lista y no tienes que echarte a correr a esa hora.


Y eso es todo por hoy, la próxima semana seguiremos con la planificación para entrar listísimas al próximo curso escolar.

¿Qué te ha parecido?


***


Si quieres leer mas sobre esta serie de artículos sobre organización y preparación para el próximo curso puedes leer el de la semana pasada: Preparando la casa para el nuevo curso, y apuntarte a mi boletín de noticias para que no te pierdas ni uno de los post de esta serie.

***