viernes, 23 de enero de 2015

5 razones para estudiar matemáticas.




Cuando decimos la palabra matemáticas, muchos adultos ponen cara de pánico, o de aburrimiento (anjaaaa, tu también, jijijiji).

Todos (o la mayoria de las personas) consideran que no son buenos en matemáticas y que estas son “un rollo”, o “un tostón”… vamos que es la peor “materia”…

Es importante que recordemos que las matemáticas, antes de ser una materia, fue una ciencia, y que gracias ella, disfrutamos de muchas cosas que tenemos ahora (y no me refiero solo a los ordenadores).

Las matemáticas están en todas partes, y son súper divertidas, súper necesarias y súper fáciles, porque son parte de nuestra vida y están integradas a todo cuanto hacemos.

Ejem, ejem… he visto tu cara de incredulidad cuando he dicho súper fáciles (pero todo depende de hasta donde lo necesites). ;)

Pues sí. Ten en cuenta que las matemáticas:


  • Nos ayudan a solucionar los problemas cotidianos de la vida (comprar en el supermercado, decidir cuantas horas dormir, etc.)
  • Un estudio consiente y efusivo de las matemáticas, te abre el camino al desarrollo de muchas otras áreas que tengan que ver con las posibilidades. Convirtiéndote en una persona más capacitada también verbal y a la hora de ejecutar.
  • Se requiere habilidades matemáticas para multitud de oficios y profesiones (desde el obrero de la construcción, hasta la secretaria, el ingeniero, o el médico)
  • Los deportes están llenos de matemáticas (por lo que son necesarias para el gran sector que tiene que ver con esto, desde los deportistas en sí, hasta los entrenadores, constructores de estadios, etc.)

Y no solo eso, que seria a pequeña escala, o sea, no saber matemáticas solo te afectaría a ti, sino que:


  • Un pueblo con habilidades matemáticas, puede tomar mejores decisiones a la hora de votar políticas sociales y económicas.
  • Unos políticos diestros con las matemáticas, pueden evaluar mejor sus políticas y los riesgos que conllevan, así como los pasos para su implementación, de forma que sean más eficaces.

Después de leer todo esto,

¿Crees que tus hijos deben estudiar matemáticas?

¿Entiendes que necesitas cambiar tu actitud hacia esta “rama del conocimiento” para que tus hijos deseen adquirir habilidades matemáticas?

***