martes, 13 de enero de 2015

Educar para la integracion y la tolerancia





 Estos días he estado muy pegada a la tele viendo todo lo que sucede en el mundo. He visto odio y violencia, y también he visto solidaridad, tolerancia y apoyo. Las noticias me han llevado (a mí y al mundo) ante sucesos terribles y de un gran impacto para todos. Hechos que están ahí y que no podemos tapar, hechos que como padres tenemos la responsabilidad de evitar desde la educación por la paz, la educación por la tolerancia, la educación por el amor, la educación por el respeto y la aceptación.

Es importante que comencemos a hacer introspección, a practicar la tolerancia activa, y a dejar de ver cada materia, cada ámbito educativo, cada niño, cada familia, cada país, cada continente como un mundo aislado. Somos humanos, ante todo somos humanos.
Diferentes, y esto es una suerte, no una desgracia.

Es importante que nos veamos a nosotros mismos como parte de un todo, porque todos tenemos algo valioso que aportar al mundo, y esta certeza debe venir desde adentro. 

Desde la convicción de que no tenemos que ser iguales, NO TENEMOS que ser iguales, NO TENEMOS QUE SER IGUALES… 

NO… 

SER DIFERENTES, UNICOS, ES NUESTRA VENTAJA EVOLUTIVA.

Y esto es algo que como padres necesitamos meternos en la cabeza, porque tenemos la inmensa responsabilidad de enseñárselo a nuestros hijos.

Necesitamos enseñarle INTELIGENCIA EMOCIONAL. Es importante conocerse a sí mismo y cómo manejar nuestros sentimientos, si queremos ser personas plenas y capaces de sacar todo nuestro potencial.

Necesitamos enseñarles mucha más ARTE. Porque es una importante forma de expresarnos, de forma no violenta. De crear, de mostrarnos, de aprender de nosotros mismos y de aportar belleza desde nuestras diferencias

Y necesitamos enseñarles HISTORIA. Porque no podemos darle la espalda al pasado, y hay que creer que el futuro depende de cada uno. 

Y necesitamos enseñarles GEOGRAFÍA. Porque la geografía no es solo montañas, países, banderas, océanos; sino aprender sobre la gente, las culturas, la maravilla de cuanto hay a nuestro alrededor y alrededor de muchos otros seres humanos.

 Debemos darles la oportunidad de aprender las mil cosas que les harán ver este mundo nuestro como algo más que un sitio horrible y agresivo, porque no lo es… nuestro mundo es lo que estamos construyendo día a día.

Yo, por lo pronto estoy aportando mi granito de arena, desde mi posición de madre y educadora. 

También desde mi trabajo con otras madres y desde este blog con programas de capacitación para padres y Planificaciones que incluyen programas de geografía para niños, y la inclusión de todo aquello que los padres saben que sus hijos necesitan.

Porque desde muy pequeños es necesario saber de dónde venimos y quienes somos para aceptarnos como somos y aceptar a los demás, mientras abrazamos las diferencias. 

Saber que no solo somos ciudadanos de un país, o de una raza, o de una religión, sino que SOMOS CIUDADANOS DEL MUNDO, SOMOS HUMANOS Y QUE SI TODOS ESTAMOS AQUÍ, ES PORQUE TODOS SOMOS VALIOSOS Y TENEMOS GRANDES COSAS QUE APORTAR.

 Así que aquí va un pequeño aporte de mi parte, en este camino.

Un regalo para todos aquellos que están como yo, intentando que los niños aprendan acerca de las personas y sus sociedades, las economías, las culturas y el medio ambiente… o sea, QUE APRENDAN SOBRE ESTE MUNDO NUESTRO, DE TODOS Y CADA UNO DE NOSOTROS.

***