martes, 26 de mayo de 2015

9 Tips para escoger colegio




 Se acerca el periodo de inscripciones y muchas de las familias que conozco con niños menores de 3 años (¿una locura verdad?)  andan como locos buscando escuela.

Las posibilidades desbordan a la mayoría de las familias y nadie sabe muy bien que educación elegir para sus hijos. Los foros se colapsan, los mensajes de whatsapp se multiplican… las familias no saben muy bien que hacer… es una pena ver a tantas familias desorientadas, y buscando desesperadanmente algo que realmente siempre han sabido.


Porque las preguntas correctas, estan dentro de cada uno de nosotros.

A modo de ayuda, para todos mis amigos (de aquí, de allá, y de más allá, como diría Juan Ramón con sus huevos verdes con jamón) va este resumen de lo que he podido sacar en claro de los mas de 1000 mensajes sobre este tema que he leido los ultimos días.

Espero que les sirva a la hora de elegir:

1-      Escoge el tipo de educación que quieres dar.

Muy al contrario de lo que muchos piensan la cosa no se resume a centros públicos o privados…

Existen muchas posibilidades entre las que se encuentran las que mencionaré:

o   Escuelas públicas.
o   Escuelas concertadas – o semiprivadas (están a medio camino entre lo público y lo privado y suelen tener mejores precios que una privada).
o   Escuelas privadas
o   Escuelas libres (con pedagogías alternativas a las del sistema educativo oficial)
o   Madres de día (vamos las cuidadoras de toda la vida)
o   Educación en el hogar (el niño se queda en casa con los padres o algún familiar).


¿Continuamos?

Si has decidido escoger algún centro educativo, podrías tener en cuenta las siguientes sugerencias.

-      Aprovecha los días de puertas abiertas para ver como todo funciona.

Los días de puertas abiertas no son como todos los días… ten en cuenta que los niños estarán bajo presión por la cantidad de extraños alrededor, por lo que se comportaran posiblemente peor que nunca, pero eso no es lo que te interesa… tu quieres ver cómo se comporta ese maestro el peor día del año.

Como acompaña a los niños en medio de una situación incómoda y como sale del apuro y da rumbo a la clase a pesar de todo.

3-      Averigua si los profesores que tendrá tu hijo se están reciclan, y cada cuanto tiempo.

Un buen docente siempre está en la búsqueda de cómo ayudar a sus alumnos. Hace cursos sobre metodologías alternativas, va a seminarios y ponencias, lee libros sobre pedagogías innovadoras… y no solo eso, sino que lo lleva a la práctica.

Esto no quiere decir que necesites un salón lleno de computadoras para saber que hay innovación, sino, más bien se refiere a la forma de acompañar en el aprendizaje y  de la forma de motivar.

4-      Tan importante como escoger el tipo de educación es ocuparte personalmente de supervisar lo que crees que es tu mejor opción. ¿Quién va a estar con tu hijo?

Así como no le dejarías tu niño a cualquiera, o a un vecino que apenas conoces, no deberías dejárselo a alguien que aunque tiene un título no conoces de nada… O sea, si has escogido 1 o varios sitios, visítalos personalmente, solicita una reunión con la directiva.

Pregunta por quien será el docente de tu hijo y pide una entrevista con él.

Pregunta a otras familias que tengan hijos en esos centros educativos.

Pregunta a los niños que asiste allí que les parece.

No te dejes guiar por las estadísticas, recuerda que las personas no somos números, y que una estadística en manos hábiles, puede ser fácilmente manipulada.

5-      Ten en cuenta las necesidades de tu hijo.

No lo inscribas en una escuela súper estricta y disciplinada, si tienes un pequeño que es pura energía… busca opciones que cubran sus necesidades básicas, no solo de instrucción. Sino también de movimiento, de contacto con la naturaleza, su tipo de inteligencia…

Cada niño es único y talentoso, busca un sitio donde puedan potenciar todo eso que lleva dentro.

6-      No le prestes tanta atención al promedio en los exámenes de ese centro, como en lo que saben los niños.

Un examen es solo el indicativo de que sabe alguien en ese preciso momento, no de lo que realmente ha aprendido para toda la vida.

Para eso lo mejor es hablar con las personas, o sea con los niños. Ver como se expresan, que opinan, sobre que quieren hablar, que les interesa… Esto es algo más lento de averiguar, pero mucho más efectivo, a la hora de saber si ese sitio realmente está siendo efectivo en la enseñanza, o solo prepara para exámenes.

7-      Reflexiona que postura tienes respecto a temas básicos como interculturalidad (raza, emigrantes, homosexualidad, etc.), desarrollo emocional (respeto, timidez, agresividad, miedo, euforia, competitividad, etc.), desarrollo de talentos, tareas (tareas si, o tareas no…), bulling (que se hace en estos casos, como se detecta, como se actúa, que se considera bulling dentro del centro, ect.), etc. y pregunta sin tapujos al personal del centro (y  las personas que conozcas) sobre cómo se manejan estos temas ahí.

Estos temas no suelen tratarse abiertamente pues son muy delicados e incomodan a mucha gente, pero son de suma importancia así que no los dejes pasar.

8-      Averigua que espacio tiene los padres dentro del colegio.

Muchas escuelas actualmente tienen programas para vincular a la comunidad (no solo a los padres, sino también al vecindario) en la educación de los niños.

¿Quieres vincularte en su educación? Pues busca un sitio donde puedas hacerlo sin que sea un dolor de cabeza para ti. 

9-      Por último, sigue tu instinto.

Si ves que algo no te encaja, que hay algo que no te acaba de convencer… puede ser que tu sexto sentido te este diciendo algo que no ves claramente a nivel racional, pero que sin lugar a dudas está ahí.

No te desesperes, recuerda que hay muchísimas opciones y que todas son tu responsabilidad.

Te paso un resumen, para que revises todo:

Por ultimo, recuerda: "Elige con el corazón".

 ***