miércoles, 29 de junio de 2016

Los niños y el idioma de la música




Hoy vamos a hablar de música.

Y vamos a comenzar con este tema porque soy profesora de Flauta traversa desde hace varios años, y durante todo este tiempo veo con tristeza como mucha gente se aleja de la música por la dificultad que hallan en la parte teórica, principalmente a la hora de enseñarla a niños de edades muy tempranas.


En primer lugar hay un error muy extendido de concepción de la música, el talento y las capacidades musicales. Como bien dice Zusuki en su libro: "Educados con amor" cuando se refiere a las capacidades o talentos musicales de las personas, y muy especialmente de los niños:

"No debemos buscar capacidades o talentos específicos e innatos. Un entorno propicio es el que tiene la mayor influencia a la hora de crear capacidades superiores en el desarrollo de un niño".

Con lo cual podemos concluir que todos, absolutamente todos, nacemos con la predisposición a ser músicos talentosos, si se nos cría y educa siendo estimulados en un ambiente musical de forma divertida, alegre y amorosa.

Por otra parte, muchos consideran el aprendizaje de la teoría musical como una barrera. Son condicionados mentalmente con ideas preconcebidas y heredadas del entorno como por ejemplo que no "saben nada de música", o que "la teoría es fea e innecesaria", "el solfeo es muy difícil y aburrido" o que "para ser músico hay que tener mucho dinero".
 
Todas estas afirmaciones carecen de fundamento, créeme cuando te lo digo.
  
En primer lugar entender "el conocimiento de la música" como el mero hecho de saber leerla, es equiparable con saberse el alfabeto o saber leer las palabras (reconocer sus sonidos) sin poder interpretar las frases. 

Saber de música es mucho más que eso, por lo que todos absolutamente, "sabemos de música", aunque a diferentes niveles, en tanto utilizaremos el conocimiento de diferentes formas. 



Por otra parte, como cualquier idioma, la música necesita de la escritura para que su voz trascienda grupos, época y lugares; y según los científicos ¿cuál es la mejor forma de aprender un idioma?, pues de niño.

Muchas veces vemos como peques de 2 o 3 años de edad hablan en varios idiomas, traduciendo a los asombrados adultos, y sin ningún problema para la buena dicción, o la organización de ideas en cada uno de ellos. La música pues, debería ser enseñada de la misma forma, exponiendo al infante a su lenguaje desde temprana edad.

El problema principal acá seria que la mayoría de los adultos no hablan este lenguaje. 

Pues tanto mejor, mientras enseñamos a nuestro niños el increíble idioma de la música podemos aprenderlo junto a ellos. Juntos disfrutarán mucho más, y tendrán nuevas cosas que compartir.


No pienses en si te gustaría que tu hijo aprendiera música, piensa, en ¿A ti te gustaría aprender a leer e interpretar música?, ¿te animarías a compartir esta ilusión con tu hijo?

Con lo cual el sueño seria embarcarse juntos en un viaje divertido, y llegar tan lejos como ambos deseen. Sin pretensiones, sino desde el más puro disfrute, porque cuando uno decide animarse a aprender algo, si bien el fin suele ser poseer ese conocimiento, no debe dejarse de lado el placer del viaje. En este caso, el tránsito por los caminos de la música.


No te preocupes pensando lo que no toca. Si tú estás animado y feliz, tu hijo sentirá esa atmosfera en casa. 

¿Cómo crearla?

  • Empieza buscando canciones y compartiéndolas con él.
  • Disfruta de diferentes géneros musicales en casa y en los paseos en coche.
  • Cuando escuches una pieza que te gusta, averigua su nombre y su intérprete o autor y comparte esta información con tu hijo.
  • Aprendan juntos las notas musicales y su altura 
  • Comparte juegos de ritmo y empieza a conocer sobre los valores de las figuras. 
  • Ríete con el mientras hacen ritmos sobre cualquier superficie y en cualquier lugar.
  • Ve a conciertos de diferentes grupos instrumentales (solistas, bandas populares, coros, orquestas sinfónicas, dúos, etc.)
Estas son algunas de las cosas que puedes hacer con niños de cualquier edad, para empezar a introducirlo en el mundo de la música, solo ten en cuenta un detalle, pronto el alumno superara al maestro, así que ve pensando que hacer cuando encuentres su tope.

Sí. Aunque no lo creas eso pasara antes de que te des cuenta, así que mejor irlo pensando por el camino. 

La próxima semana te comentare que puedes hacer para apoyar a tu hijo, cuando sientes que ya no puedes enseñarle más. Cuando necesitas un apoyo en el aprendizaje de la música.



Si no quieres perderte ningún detalle suscríbete aquí a mi boletín de noticias, y te aviso cuando lo publique.


 campaña mailing by Mailrelay