lunes, 19 de junio de 2017

5 consejos antes de montar el area de estudio



Lo más probable es a día de hoy estés inmersa en el trabajo. Con objetivos y metas para terminar este ciclo y esperar las vacaciones.

Pronto estarás entrando en los preparativos del nuevo curso y comprando libros, comprando material científico y material de alta rotación, visitando la biblioteca, descargando material, imprimiendo, cuadrando la Agenda del próximo curso, haciendo tu propio material, buscando los horarios de las extraescolares, etc.… pero es muy probable que a estas alturas tu casa este hecha un desastre y así mismo este tu rincón de estudio.




Si aún no tienes lista tú AGENDA/CURRICULO/PLAN DE ESTUDIO, del próximo curso, desde ya te aviso que en unos días vuelve mi Programa sobre PEDAGOGÍAS ALTERNATIVAS y METODOS EDUCATIVOS RESPETUOSOS, donde voy a introducirte en este mundo y a enseñarte a organizarte con ellos!!

Y si ya tienes tu planificación en orden... pero tu área de estudio es un "batiburrillo de cosas regadas", te aseguro que no tienes nada que temer. Estas a tiempo para hacer del cuarto de estudio de tus hijos un espacio que se ajuste a tus necesidades. Con un poco de creatividad y algunas herramientas ya verás cómo puedes hacerlo.




1. Lo primero de todo será tener presente que el espacio de estudio debe ser completamente funcional.

Analiza:
  • ¿Vas a utilizar solo un espacio de la casa o varios?
  • ¿Qué es lo imprescindible para poder estudiar en este/estos espacio/s?,
  • ¿El área que vas a utilizar estará dedicada solo al estudio, o también se utilizara por la familia cuando tus hijos no estén estudiando?
  • ¿Tiene suficiente luz
  • ¿Cómo puedes solucionarlo?


 2. Apuesta por lo simple

Este año te sugiero que apuestes por lo simple, eliminando decoraciones recargadas y multitud de posters, cajitas, y cosas que solo producen distracción. No significa que no coloques nada a la vista, sino que escojas que colocar.

Elimina de la vista, todo aquello que no necesites las 2 primeras semanas de clase y a partir de ahí respira… 

Tienes mucha pared, techo, y piso, para para decorar y colocar material estimulante visualmente durante todo el año escolar. Ve sacándolo, conforme lo necesites.


3. No olvides la diversión.

Pregúntate cuales son los dibujos animados preferidos de tus hijos, y creen juntos un poster de recortes para celebrar el primer mes de clases.

Ten pendiente el tema del mes y aprovéchalo para la decoración.

Esa pared que tienes llena de cuadros con fotos, es ideal para las obras de arte de tus hijos… y ya por aquí tienes algo rápido organizado.



4. Ajústate a tu presupuesto.

Prioriza, y recuerda que la etapa escolar, o de aprendizaje infantil es muy larga

Lo que no puedes comprar  principio de curso, puedes comprarlo en navidad, o el próximo curso… no se va a acabar el mundo por eso.



5. Se creativo y deja de padecer con las comparaciones.

Utiliza solo las ideas ajenas que tienen que ver con la forma de ser de tu familia, con tu forma de educar y con la forma de ser de tus hijos.

No desperdicies el tiempo comparándote y sintiéndote miserable porque no tienes un súper espacio de estudio como la de la casa de tu amiga, o una súper estantería como la de esa web, o una decoración increíble como la de tu blog preferido…

Esas cosas podrían no funcionar con tu familia.
 
Aspirar a cosas mejores, a ser mejores, a vivir mejor, es perfectamente normal, es más, es deseable y sano, pero recuerda que la felicidad está dentro de ti. No hay nada que pueda dártela.

Con un poco de picardía y basándote en el ejemplo de muchas otras mamas blogueras puedes crear espacios de estudio que se ajusten a tu gusto, a tu presupuesto y a tus necesidades en general.

Un último consejo.

Digamos que esta sería la idea número 6, pero no por eso es la menos importante, más bien es un regalo, para todas esas súper mamás que llegado el momento, no pudieron arreglar nada y sienten que el tiempo no les da.




6. Abraza las posibilidades que te ofrece la vida.

No olvides que el mundo entero es tu espacio de aprendizaje, así que elimina los conceptos limitantes y disfruta estudiando donde tus hijos se sientan más cómodos.


***

*Este artículo fue publicado originalmente en el blog: Amando mí casa y solo he rectificado o corregido algunos datos, según la experiencia de los últimos años.