martes, 24 de noviembre de 2009

¿Conoces tu biblioteca?


¿Conoces tu biblioteca? Espacios para niños, bibliotecas infantiles, libros para niños, aprender en familia, homeschool, educacion en familia


Cuando me mudé al pueblo donde vivo, lo primero que revise fue si tenía los servicios básicos, o sea transporte, un hospital cerca, varios ambulatorios, farmacias y supermercados, un sitio destinado a actividades culturales (en este, mi pueblo, hay un club musical con un magnifico teatro y gran cantidad de actividades, así como varios centros de exposiciones) y una buena biblioteca.



Me imagino que mientras leían estarían de acuerdo conmigo en todo menos cuando llegue a los dos últimos puntos. 

Se preguntaran ¿Por qué son tan importantes esas cosas? 

Y posiblemente pensaran que teniendo un buen transporte público (o un buen coche) se puede salir de cualquier pueblo e ir a la ciudad donde hay muchísimo de todo esto.

Pues para mí era algo súper importante, y después que tuve a mi pequeño me di cuenta que estaba en lo cierto.

Hoy les hablare de uno de los tesoros de mi pueblo, y muy seguramente de la mayoría de los pueblos y ciudades de cualquier sitio. La biblioteca.

Tengo el placer de contar con una pequeña, pero bien surtida biblioteca de pueblo. Con un área de revistas, otra de videos y música (tanto en VHS como en CD y DVD) una muy surtida de novelas, un área técnica y un área “estupenda” para niños.

Y por eso la biblioteca es uno de nuestros lugares favoritos, para pasar varias tardes a la semana. 

El área para niños tiene estantes bajitos, con tablas casi pegadas al piso donde hasta los más pequeños pueden llegar y elegir sus propios libros. Muchas mesitas, con sillitas, que utilizan los escolares para hacer sus tareas con tranquilidad mientras acceden a material como enciclopedias y otros libros especialmente hechos para ellos.

En una de las esquinas tiene una colchoneta para los bebés y un cajon con varias divisiones para que ellos puedan sacar material a su gusto y un surtido de libros infantiles muy bien catalogado, que cuenta con libros de tela, libros con sonidos, con texturas, de cartón, libros con letras grandes, hasta libros de historietas, de comics, de aventuras o como bien dije ya, enciclopedias para los mayorcitos.

¿Y saben que? 

La biblioteca siempre esta llena de niños. 

Niños solos leyendo, bebés jugando en la colchoneta con sus padres, niños estudiando, niños leyendo juntos y comentando muy bajito las maravillas de su libros, hermanitos leyéndoles a los mas pequeños… montones de niños felices, soñado con mundos de fantasía. 

Y la biblioteca esta en silencio, no se oye mas que un tímido murmullo porque todos entienden (hasta los bebés menores de 1 año) que es un espacio intimo, un rinconcito mágico para soñar despiertos.

Ah, se me olvidaba, hace poco me he enterado que hacen sesiones de cuenta cuentos, así que estamos a la espera llenos de ilusión de la fecha señalada para llevar al peque a que escuche su primera historia.

Mi biblioteca es una joya, un diamante en bruto, un espacio muy nuestro para disfrutar ya sea en los días muchísimo calor veraniego o de frio invernal.

Ahora cuéntame ¿conoces tu biblioteca? 


***